Un regalo del cielo

Las ventanas de la casa son una fuente impredecible de nuevos espectáculos que la naturaleza nos prepara caprichosamente. Un sol al rojo vivo, una luna gigantesca, nevadas espectaculares… y este arcoíris, por ejemplo. Fue al atardecer de un día indeciso, donde sol y lluvia pelearon por el dominio supremo del cielo sin nunca darse cuartel. Al final, todo terminó con un armisticio, cuyo anuncio quedó plasmado aquí para la historia.

Anuncios

One Response to Un regalo del cielo

  1. Elías Toro dice:

    Estimadísimos Marjory y Miguel,
    quisiera referirme al fino uso del castellano que hace Miguel, testimonio de una bien asentada cultura. Para concluir uso la misma expresión de Marjory para un texto mío: chapeau!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: