V.I.P.

julio 1, 2008

… en este caso particular significa “Very Important Place”: El “Marché Victoria” o mercado Victoria, con su apariencia sencilla y discreta, es en realidad un emporio del exotismo montrealés. Se consigue literalmente de todo y cada región del planeta tiene su justa representación en los anaqueles atiborrados de este minúsculo comercio.

Fachada Marché Victoria

Los pasillos son estrechos y sólo permiten que una persona de talla moderada circule cómodamente a la vez, para escoger entre miles de extraños, atractivos y a veces intimidantes productos.

En todo caso, y esto es lo más importante, aquí se consigue lo que considero más cercano en la tierra al Néctar y a la Ambrosia de los dioses: la Malta y la Harina P.A.N.

Harina P.A.N. en el marché victoria

Nos queda a 10 minutos en bicicleta y sus precios son más que razonables. Si necesito algún ingrediente exótico, o indispensable para algún plato criollo, no pierdo el tiempo buscando en otra parte. Hasta los plátanos son mejores ahí. 

Pues, como lo había dicho antes: Montreal es el mundo en chiquito y para algunos es casi redundante salir de aquí.

Anuncios